• $ (USD)
  • Necesito ayuda

Edicion Impresion Digital

Lo digital revoluciona por completo todos los aspectos de nuestros estilos de vida y el arte no es una excepción a la tendencia. El arte digital se convierte en un género artístico de pleno derecho a partir de los años 60. Abarca múltiples categorías de creación que utilizan el lenguaje digital para existir (“realidad virtual", “arte interactivo", “realidad aumentada"…).

Por un lado, la distribución de las obras se ve afectada. Hoy un joven artista puede dar a conocer su trabajo y compartirla con el mayor número de personas posible con un simple clic. Ya no es necesario que te aprueben y esperar a tener a exposiciones para poder mostrar tu trabajo. El joven pintor, escultor o grabador puede incluso presentar su proceso creativo en vivo y dejar que los internautas comenten y participen en el resultado final.

El artista chino a Ai Wei Wei está, por ejemplo, muy presente en las redes sociales y su blog le sirve realmente como tribuna. Oponiéndose al régimen y al partido vigente, lo digital le da voz y limita la censura que sufre en el territorio de su país.

Además, más que su medio de difusión, se modifica la esencia misma de la obra final. Ya no se trabaja en 2D o incluso en 3D, lo digital multiplica por diez las posibilidades y da vida a instalaciones interactivas e incluso inteligentes gracias a la tecnología en constante evolución.

Se habla de artistas digitales para calificar a los precursores que se han apropiado de los códigos digitales al ser los primeros en innovar en los soportes creativos (como Erkki Kurenniemi, David Rokeby, Laurent Mignonneau…).

Han abierto el camino a muchos colectivos que no cesan de multiplicarse, siempre imaginando nuevas posibilidades en cuanto a obras de arte. Prueba de la solidez y perennidad del arte digital, las instalaciones nacidas de este movimiento llegan incluso a los más prestigiosos museos de arte moderno y contemporáneo: el Tate, el Palais de Tokyo...

En París, en 2018, varias exposiciones han cambiado la forma en que contemplamos las obras de arte. Por un lado, el polifacético colectivo teamLab ofrece una instalación inmersiva, más allá del arte, la ciencia y la tecnología. Los desplazamientos de los espectadores permiten que los cuadros evolucionen a través de sensores de movimiento colocados por toda la sala. El Atelier des Lumières también acogió un nuevo tipo de experiencia: las obras maestras de Klimt a redescubrir en formato gigante proyectadas en las paredes y que se desarrollaban por toda la sala...

Al igual que todos los soportes creativos, la edición ha cambiado mucho con el tiempo. Nace con la imprenta y se desarrolla con las proezas tecnológicas y los movimientos artísticos, pero la impresión digital realmente la revoluciona. La impresión digital es una técnica de reproducción que permite imprimir imágenes directamente a partir de datos informáticos. Como en todos los ámbitos, lo digital lo acelera todo. Los artistas pueden trabajar muy rápidamente e imprimir en grandes series para difundirlas a la mayor cantidad de personas posible. Los soportes de impresión son muy diversos y el tamaño no importa. Por ejemplo, a Patrick Bérubé le gusta especialmente la impresión en gran formato.

Más interesante aún, la impresión digital permite crear, hacer montajes, modificar imágenes sin ni siquiera saber dibujar.

No te pierdas los imprescindibles de Artsper: Andy Warhol, Peter Doig, Mel Ramos, Damien Hirst, Miss Tic...

Guía del coleccionista: Coleccionar ediciones

Leer más

Guardar búsqueda

Su búsqueda es accesible desde la pestaña de favoritos

Búsqueda no guardada

Ocurrió un problema

Ninguna obra coincide con su criterio de búsqueda
Ninguna obra coincide con su criterio de búsqueda

¿Necesitas inspiración? Descubre tu selección personalizada